Trabajo

Buenas de nuevo. 

Vuelvo al redil del blog para contaros cuatro líneas de una experiencia que he tenido esta semana. 

Como algunos sabréis ( y los que no, ahora sois conocedores) estoy por primera vez en mi vida desempleado. No está mal tras 16 años seguidos trabajando, no?

Bueno, el caso es que he tenido que poner la manida frase en linkedin …En búsqueda activa, al margen de la búsqueda en portales de empleo,  infojobs y demás. 

Este lunes tuve 3 entrevistas, pero antes de nada que nadie se engañe porque fué pura casulidad, pasan semanas y semanas antes de que nadie te llame para siquiera comentar tu situación. 

Lo cierto es que dos de ellas ya me habían contactado cuando estaba trabajando y no me habían interesado; las razones son distintas.  Una de ellas es una empresa totalmente desconocida del sector financiero , sin proyecto consolidado y con una forma de trabajar cuando menos extraña, rollo piramidal. Por otro lado, la otra compañía es también es una desconocida en el mundo del seguro y con poca gama de productos. 

De las dos entrevistas saco la conclusión de que empiezan la casa por la ventana: están más ocupados en contarme los objetivos que tendría antes de venderme el proyecto. Desde mi experiencia de muchos años llevando equipos, redes comerciales y demás si no seduces con un proyecto para que el futuro trabajador tenga ganas de trabajar allí, estás empezando la casa por el tejado. 

Primero haz que me apetezca venir a este trabajo, véndemelo bien  y luego ya tendremos tiempo de objetivos y demás, que eso es inherente al trabajo, hombre…

Por la tarde tuve otra entrevista. Ésta tenía muy buena pinta: se alejaba del sector “mío ” y se adentraba en un sector en el que llevo un año formándome el digital.

Luego resultó que el puesto era comercial puro y duro… Aunque lo habían vestido con otro tipo de palabras tipo “consultor de marketing”… 

Lo cierto es que la empresa tenía buena pinta: un buen sitio, gente joven, informales en la vestimenta ( que a mí me aburre cada vez más la corbata)… En fin, un sitio apetecible. 

Pero lo cierto es que lo que más me sorprendió fué la oferta económica: 400€ 

Habéis leído bien. La verdad es que no sé que pensar pasados unos días: no sé si esa es la realidad del mercado, si el esfuerzo que supone a una empresa contratar un trabajador es tan fuerte o si directamente se están descojonando de nosotros. 

Cada empresa es libre de ofrecer lo que quiera y los candidatos de aceptarlo, pero lo cierto es que con 400€ o tienes otro sueldo en casa o si no no puedes llevar una vida normal: alquiler, transporte, comida, ocio…

No voy a seguir porque me vengo arriba y empiezo a escribir cosas que no debo. 

Os mando un saludo y prometo volver, esta vez sí, lo antes posible. 
Abrazos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s