Admiración 

Buenas a todos,

Aquí estoy de nuevo. Otra vez en un avión. Parece que la horita larga que tengo hasta Barcelona me inspira para juntar unas letras. 

Me voy a pasar la nochebuena a Barcelona con mi mujer y mis hijas a casa de mis suegros. Va a ser la primera Navidad en 42 años que paso esta fecha fuera de mi casa, de la casa de mis padres. Demasiado duro y demasiado reciente aún para afrontar ese dolor. Ya habrá tiempo de poder hacerlo, pero esta nochebuena no.  

    

Pero lo cierto es que esta nueva entrada en mi blog la quería dedicar a hablar sobre mi amigo Alberto. 

Estuve tomando algo con él este martes pasado tras meses sin vernos. Y parecía que aún estudiábamos juntos RRLL y que antes de ayer habíamos salido a una fiesta universitaria. Esos tiempos no volverán,me temo. 

El asunto por el que quería hablar de Alberto en este post es por la admiración  que le tengo. Ni siquiera sé si va a leer este post, ojalá no lo haga, pero en ningún caso el objetivo es regalarle los oídos, no cal que dirían en Cataluña ( no hace falta) porque la admiración es un sentimiento no negociable, que no puede sentar mal ni bien, ni ser esperado ni exigido. Se siente admiración o no. No hay más. 

Alberto es fisioterapeuta. Lleva años fuera de España dedicándose con éxito a esa profesión. Tiene la inmensa suerte de dedicarse a algo que le gusta; lo cual no tiene precio. 

Alberto acaba de regresar de varios meses de “voluntariado” en Afganistán. Si Afganistán. En medio de, probablemente,la zona más conflictiva y peligrosa del mundo. No tuvo mejor idea que ir a   colaborar con una Ong ( disculpad que no recuerde: MSF, Cruz Roja) Su trabajo ha consistido en ofrecer lo que más le gusta ( su trabajo) para ayudar a heridos de guerra en Afganistán. 

Me ha contado cosas muy fuertes. Al menos muy fuertes para los que vivimos a miles de kilómetros de esos problemas. Que como me comentaba el otros día son problemas de verdad.

Vivía en una casa con más voluntarios enfrente del hospital. Si. De casa al hospital y vuelta. No podía ir más allá. Me enseñó una foto de la calle por donde transitaba la gente. Eso y un día que fue a visitar otro hospital, fue a penas lo que se movió en ese tiempo. Fuerte, no?

Luego me habló en sí de su actividad médica. Me contó cosas preciosas como por ejemplo el caso de un niño al que habían dado por perdido con una posible tetraplejia por herida de bala y que Alberto junto con el equipo médico logró que pudiera caminar. Es o no admirable?

También me quiso enseñar fotos. Fotos de la realidad: heridas de bala, gente con las tripas fuera, muertos, heridos, tetrapléjicos, mutilados,… 

Pero en un gesto típicamente occidental no las quise ver. Cuando pasaba las fotos de su carrete en su smartphone ví algunas. Un horror. 

Me comentaba que vió gente morir. Pero no se quedaba con  eso, sino con, por ejemplo, niños que había ayudado y que luego literalmente no se separaban de él, persiguiéndole por todos los sitios que podían estar con él en el hospital. Os imagináis esa sensación?

Yo le preguntaba mucho por los niños. Tener hijos te lleva a esas preguntas. Sólo imaginar los niños pequeños ( o medianos, da igual) en medio de aquel infierno me estremece. Como dijo Bonoel lugar en el que naces no debería determinar cómo vives”. Pero desgraciadamente es así, una lotería que mis hijos hayan nacido aquí y que otros niños igual de maravillosos se vean en esas circunstancias. 

En fin, voy terminando. Te admiro amigo Alberto. En tiempos del “y yo más y más grande” está muy bien tener conversaciones que giren alrededor de la comunicación, de la educación, del dar sin esperar nada a cambio salvo un abrazo sincero. 

Sigue así, estás en el camino correcto. Te quiero y te echo de menos. 

He encontrado una foto de las que me mandaste estando allí. La pongo en tu honor. Y si lees esto y no te parece bien,me lo dices y la borro. 

Un abrazo. 

  
Éste es Alberto. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s