Flags 

 Buenas tardes

Vengo de estar unos días fuera de mi casa y me apetece hablar de un tema que ha estado presente esta semana en mi vida. No hablo de otra cosa que de “banderas”.

Echando la vista atrás yo era muy de Banderas. Me encantaba la bandera de mi equipo de fútbol, tenía varias en la habitación, incluso una colgada. Recuerdo en los libros y cuadernos del colegio pintar también las banderas de mi equipo, de su ciudad. Las mismas que colgaban de mi habitación. 

Más tarde también tuve colgada en la habitación de mi residencia universitaria una bandera de mi grupo favorito, con la cara de un niño furioso. 

Al tiempo, por razones de localización también rondaba por esa misma habitación de estudiante una bandera de mi ciudad de origen; yo soy muy amante de mi ciudad de origen, pero lo cierto es que hasta esos años ( de los 18 a los 22 años) nunca había tenido que mostrar mis orígenes. No había sido relevante hasta ese momento, y quizá ahora, con la perspectiva del tiempo, tampoco creo que lo fuese. 

Luego la vida me llevó lejos de mi casa y de mis orígenes. Y ahí me vino la época de la bandera de mi país. Nunca había tenido, tampoco,necesidad de mostrar mi identidad nacional, en aquel momento me parecía que así era. Recuerdo una pegatina en el casco de mi moto. Igualmente, ahora ya no lo veo, o al menos no lo veo tan claro. 

Cuento todo esto de las banderas porque vengo de un lugar que vive una auténtica guerra de banderas.

Ahora, viendo desde la distancia y la lejanía este asunto,lo cierto es que lo veo ofensivo. Entre ellos mismos, para los demás, para la propia ciudad, para la comunidad, para los visitantes,para todas esas personas a las que les importa una mierda ( con perdón ) las guerras de sus dirigentes. 

Los políticos tienen nuestro poder, de igual modo que se lo hemos entregado, se lo podemos quitar. 

S.Hawking 

Creo que obligan a muchos ciudadanos a posicionarse. Y por qué? Por qué debemos posicionarnos? Por qué debo ser de los blancos o de los negros, de un bando o de otro, por qué hay bandos? En realidad, creo que la gente sólo aspira a ser feliz: con su familia, con sus padres, hermanos, hijos. Con sus parejas. Sentirse queridos, importantes para otras personas. Ver que esa persona que duerme contigo o que trabaja contigo te quiere. O te aprecia o te estima, me da igual, pero que siente hacia ti cosas positivas. No odio. La vida ya se encarga de hacerte pasar por sitios horribles, he estado en alguno y no tiene sentido andar jodiendonos unos a otros. 

Voy a terminar. Tanta bandera por todos los lados me recuerda cuando marcaban las puertas de los judíos en la Alemania nazi. Un horror verdad? Pues esto me recuerda un poco a aquello pero a la inversa. Yo marco mi negocio/casa/coche en uno de los bandos, y si tú no lo haces eres de los otros….  

Es necesario? 

Termino recordando la portada de una revista de música que tenía en mi casa de adolescente con una frase del cantante de mi grupo favorito:

Mi única bandera es la bandera blanca. 

Y ahí estoy un poco yo ahora, sin bandera o con una bandera blanca , neutra. Porque sólo yo y lo que hago me representa. 

Aterrizamos. 

Hasta pronto. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s